LA IMPORTANCIA DE FORMAR PERSONAS Y NO SOLO CORREDORES.
por Gabriel Alejandro Muñiz

A menudo vemos grandes deportistas, que han sido o son referentes en sus disciplinas.

Sabemos que la dedicación que un deporte de alto rendimiento requiere, lleva gran parte del día, pero cuanto ocupa realmente?.

Muchos son los países y de destacada calidad en donde sus deportistas deben estudiar a nivel terciario universitario.

Es esto un castigo?

Se repite una y otra vez el mito que si estudio o trabajo, no puedo entrenar, que ir al colegio secundario o a una universidad limita mis posibilidades de cumplir mis sueños.

Pero en un día de 24 hs es tan así?, sobran ejemplos de atletas olímpicos universitarios, sobran ejemplos de aquellos que luego de su vida deportiva, pudieron continuar con el fruto de su “Cable a tierra”.

Porque le decimos cable a tierra?, claro está que la monotonía agobia, y por tal cuestión, el estudio debe ser el cable a tierra de mi deporte, y el deporte el cable a tierra de mis estudios.

Prepararse para la vida jamás ocupa lugar, es invertir en futuro, es saber que mi cabeza está abierta y que el saber nos ayuda a tomar buenas decisiones.

El rol principal en esta cuestión es de la familia y el entrenador, ambas cosas deben ir de la mano.

De qué sirve tener un hijo que sea exitoso los primeros 20 años de su vida, de que sirve un alumno que se destaque en mi clase, acaso luego de esto, será material de descarte?.

Acaso un buen profesor y entrenador, no debería velar por la integridad de sus deportistas?

Creo que los grandes profesores, son aquellos que lograron dejar una huella y marcar una diferencia.

El saber jamás ocupa lugar, menos cuando ponemos el futuro de nuestros deportistas en juego.

CIMA . Mucho más que un club de atletismo.