¿Qué es una contractura muscular?
por nuestro Especialista Daniel Oliva

Una contractura muscular es una contracción exagerada e involuntaria de las fibras que forman el músculo, de manera continuada por múltiples causas, estas pueden ocurrir en cualquier músculo y por lo general la persona refiere una tensión en la zona. En ocasiones la contractura muscular se puede palpar a través de la piel como si fuera un bulto o zona endurecida que produce dolor local y altera el funcionamiento normal del músculo.

¿Cómo se forman las contracturas musculares?
Cuando realizamos un esfuerzo físico, una serie de desechos metabólicos se van acumulando dentro de la fibra muscular, lo que hace que la sangre no llegue de manera adecuada. Al no haber una irrigación suficiente, los desechos tóxicos de las fibras musculares no son capaces de eliminarse y por lo tanto cada vez es mayor el cúmulo de toxinas. Esta acumulación irrita las terminaciones nerviosas provocándonos dolor localizado e irradiado y como consecuencia aumentará el tono muscular. Este tono aumentado de modo constante es lo que llamamos contractura. El tono muscular aumentado, hará que nuestro músculo esté más duro, más tenso y por lo tanto la capacidad de movimiento de este músculo será menor. Las contracturas musculares son muy comunes en personas sedentarias, que trabajan muchas horas sentadas, que realizan trabajos de esfuerzo físico, y por sobre todo en deportistas. Pueden ocurrir en cualquier momento, pero es importante señalar que como medida preventiva de las contracturas musculares puedes realizar constantemente autoestiramientos para una buena flexibilidad de la musculatura, así como practicar automasajes, evitar las posturas inadecuadas, cargas de peso y situaciones de estrés. Además, siempre que sea necesario, acude al fisioterapeuta o masajista para terminar con tu contractura.