COLEMAN DIRECTO A LOS 100 METROS EN LA REUNIÓN DE LIGA DE DIAMANTE DE EUGENE

La ausencia de última hora de Justin Gatlin en la reunión de Eugene de la Liga de Diamante, frustra el esperado duelo con su compatriota Christian Coleman, los dos velocistas estadounidenses, la veteranía y el futuro más prometedor, que batieron a Usain Bolt el pasado año en la final mundialista del hectómetro en Londres.

 

 

Gatlin, que corrió el lunes en Osaka en 10.06, sufre una lesión en el tendón del bíceps femoral de la que se resintió al parecer mientras disputaba el relevo 4×100 metros precisamente en esa cita japonesa, por lo que no volverá a competir hasta el 13 de junio en Ostrava (República Checa).

Coleman aparece inscrito en los 100 y 200 metros, pero todo apunta a que no doblará en Eugene y sólo disputará la distancia corta. El velocista tiene en los 60 metros indoor su gran bagaje del año, con ese récord del mundo, 6.34, que logró en febrero en Albuquerque. Con sólo 22 años, en su primera temporada como profesional, su progresión dirá lo que se puede esperar de él para el futuro más inmediato y si, como apuntan muchos, puede recoger el testigo dejado por Bolt.



Ortega, en los 110 metros vallas

Tras su debut en Shanghai, Orlando Ortega regresa a la Liga de Diamante en Eugene. El español fue segundo en la reunión china, con 13.17, a sólo una centésima del campeón olímpico y mundial de la distancia, Omar McLeod. Días después, en las calles de Massachusetts, ganó la prueba sobre el particular tartán que monta Adidas en Charles Street para acercar el atletismo a los aficionados. En Eugene, el vallista se verá las caras de nuevo con McLeod y con Shubenkov, entre otros.

 



 

Fuente: MARCA