( #VIDEO ) DIAMOND LEAGUE: Sorprendente Récord del mundo de 3.000 obstáculos de la keniata Chepkoech!

La keniata Beatrice Chepkoech destrozó el récord del mundo de los 3.000 obstáculos al ganar la prueba de Mónaco, de la Liga de Diamante, en 8:44.32. Con una espectacular carrera, la atleta keniata pulverizó así el registro anterior, en poder de Ruth Jebet desde 2016 (8:52.78).

El primer kilómetro se cubrió en 2:55.23 con la liebre keniana Caroline Tuigong en cabeza, y a la altura del segundo mil Chepkoech ya fijó un crono espectacular de 5:49.81. A partir de ahí, fue en solitario toda la carrera hasta brindar un nuevo récord mundial.

La estadounidense Courtney, segunda, batió el récord norteamericano con 9:00.85 y otra keniana, Hyvin Kiyeng, completó un podio de lujo con 9:04.41.

En Montecarlo se lograron varias mejores marcas mundiales del año. El estadounidense Noah Lyles logró en 200 metros un nuevo récord personal (19.65). Ramil Guliyev, actual campeón del mundo de 200, quedó eclipsado por el exgimnasta estadounidense de 20 años pese a que el turco llegó segundo con 19.99, seguido del ecuatoriano Alex Quiñónez (20.03).

La bahamesa Shaunae Miller-Uibo, campeona olímpica de 400, logró el mejor registro del 2018 (48.97) -récord de la Diamond League- al término de un cerrado mano a mano con Salwa Eid Nasser, de 20 años, que había ganado en los últimos cuatro mítines del circuito y que no cejó hasta la misma raya. La bahrainí volvió a batir el récord de Asia, ahora con 49.08

Fue una carrera trepidante en la que once atletas bajaron de los dos minutos. La burundesa Francine Niyonsaba (1:55.96), subcampeona olímpica y mundial, volvió a ser la que más cerca estuvo de la inaccesible sudafricana, cuyo caso de hiperandrogenismo está en manos del Tribunal de Arbitraje Deportivo.

El keniano Timothy Cheruiyot, de 22 años, subcampeón mundial el año pasado en Londres, voló en los 1.500 hasta rematar con el mejor registro mundial del año: 3:28.41. Una liebre de lujo, el holandés Bram Som, llevó al grupo hasta el 800 en 1:51.71 y Cheruiyot se lució en la última vuelta. Su compatriota Elijah Manangoi fue segundo con 3:29.64, y el noruego Filip Ingebrigtsen tercero arrebatando por cuatro segundos al español Reyes Estévez el récord de Europa júnior con 3:30.01.

En altura el ruso Danil Lysenko, campeón mundial bajo techo, logró el mejor salto de su vida (2,40), igualando al primer intento la mejor marca mundial del año, en poder del Barshim, pero reunió a seguir saltando. Terminó el concurso sin un solo nulo. Es el decimotercero de la historia en el club de los 2,40.

El marroquí Soufiane El Bakkali clausuró el programa de carreras con la mejor marca mundial del año en 3.000 m obstáculos (7:58.15), que le convierte en el duodécimo atleta de la historia que baja de los ocho minutos. El estadounidense Evan Jager se queda las puertas, segundo con 8:01.02.

La sudafricana Caster Semenya, campeona mundial y olímpica de 800, tampoco quiso liebres esta vez. Ella misma se lanzó desde la salida. Pasó el 400 en 55.76 yacabó en 1:54.60, la segunda mejor marca de su vida, cerca de los 1:54.25 que acreditó el 30 de junio en París.

El estadounidense Christian Taylor, campeón olímpico, decantó de su lado el duelo en triple con el luso-cubano Pedro Pablo Pichardo. Un vuelo de 17,86en el segundo salto dio la victoria al norteamericano, frente a los 17,67 de su rival, que le había vencido en el enfrentamiento anterior.

La carrera de 110 m vallas bien pudo ser la final de los inminentes Europeos de Berlín. El ruso Sergey Shubenkov, campeón mundial, se alzó con el triunfo en 13.07, seguido del subcampeón olímpico, el español Orlando Ortega (13.18) y del francés Pascal Martinot-Lagarde (13.20).